la posibilidad de adquirir la empresa para la cual trabajaban. El líder del grupo ejecutivo, Frank R. Wilson, vice presidente de finanzas consideraba que la compañía era una buena oportunidad de adquisición, siempre que el precio que pidiera el propietario fuese razonable y que el financiamiento para la compra fuese factible.