Vivimos en una época de avances científicos sin precedentes y grandes transformaciones económicas, políticas y sociales. La emergencia de las tecnologías exponenciales, sustentada en las crecientes capacidades de computación, marcan el inicio de la sociedad de la abundancia y traen consigo las promesas de soluciones a los grandes desafíos de la humanidad en campos como la salud, la educación y el medio ambiente. La ingeniería genética, la inteligencia artificial, la robótica, la impresión en tres dimensiones, la nanotecnología y la biología sintética, entre otras tecnologías, están transformando rápida y radicalmente todas las industrias e introduciendo disrupciones en los modelos de negocios.